jueves, 25 de octubre de 2012

No lo supo la piedra, el mar, la brújula.



Se aspira la vida
y retrocede.                Dicen medusas
dicen volver atrás.
Dicen pasos,   dicen palomas,    dicen guerras.
Estallan grietas y
cae la lluvia. Ventana y lluvia. Lluvia y sueño.
Estallan grietas y dicen ruidos, dicen maullidos, dicen basta.
Sale el sol, se apaga.
Descerrajan tiros los labios.

Pum    pum     pum.

Arde la noche,
Se congela el alma. No hay espacio
para los 
latidos. Latidos voraces. Latidos crueles.
Cabello donde anidan las golondrinas.
Dicen golondrinas, dicen espinas, dicen ojalá.

Gris tristeza de tabaco. Boca oscura. Rebaño inmenso.
Matiz claro matiz.
Se visten los ojos y
gritan.
Dicen llave, dicen despierta, dicen salta.
Contaminado método. Falsa estela. Fuego
            radiante. Fuego feroz.
Voz de voces, flores de metal.  Y alambre.
           
Alambre alambre dentro
del cuerpo. Dentro.
Porcelana y corazón, grúas
que se tambalean. Grúas que derrumban
la luz. 
Otro Secreto.

Y dicen suerte, dicen hambre, dicen



f
i
n

6 comentarios:

Pura dijo...

No había visto tu poema, Mario. ¡Qué de ideas sugerentes y qué ritmo atronador! Genial!

Xikaspeedika dijo...

No me puede encantar más Mario. Precioso, con su propio ritmo, sugerente, lleno de belleza y sensaciones. Y, además, es tuyo! Pocas veces nos deleitas con poesía :)

Mario Sánchez dijo...

Muchas gracias a las dos!! pero en realidad, desde hace un tiempo estoy con la poesía xD (mi blog es un gran ejemplo de ello) Para probar algo nuevo! :)

Laura dijo...

"Descerrajan tiros los labios."
Todas las ideas se me antojan lejanas e hiladas unas con otras.
Tu poesía se me hace como el universo, inabarcable, pero indeciblemente hermosa.
Un abrazo!

Mario Sánchez dijo...

Muchas gracias!!!

Mario Sánchez dijo...

Muchas gracias!!!