martes, 5 de marzo de 2013

Ambiguedad

¿Un sombrero? No, una serpiente que se había comido un elefante. En El Principito, como en la vida, aprendemos que muchas cosas no son lo que parecen. O más bien, que parecen algo que no son. Por ello, éste miércoles trataremos el tema de la ambiguedad en el Taller.

2 comentarios:

Sara dijo...

Bueno, voy a hacer una confesión: nunca me llegué a leer El Principito. Sí, sí, lo sé, lo sé.... no me mates.
El caso es que recuerdo perfectamente el primer día de clase de "plástica" de 4º de la ESO, con Juan. Dibujó esa forma en la pizarra. ¿qué es? yo pensé: un sombrero. Algún listillo que se había leído el libro dijo: una serpiente con un elefante dentro. Yo por supuesto pensé que estaba vacilando, pero me sorprendí de la gran capacidad imaginativa de la que hacía gala. Claro, luego se descubrió el pastel.

Xikaspeedika dijo...

Pues chata, yo tampoco me he leído jamás el principito. Lo empecé, me aburrí a muerte y lo dejé. Pero este dibujo es archiconocido jajaja