domingo, 22 de abril de 2012

Quedarse en blanco.

Un día blanco. Olvido sin querer la escala de colores que escondí entre las palabras. Habitación blanca. Sería más fácil encontrarla si las paredes no acorralaran mis párpados. Nieve blanca. Son semillas burladas por el viento. Ojalá... Mente en blanco. Ausencia. Tengo los pinceles, me falta la acuarela ¿Y ahora qué? Página en blanco No hay color en sus esquinas. Me rindo, por hoy. Ojos en blanco. Quizás con un café se tiñan las pupilas. Voz blanca. Se escapa por mi lápiz que ahora balbucea... un poco más... y calla.

3 comentarios:

Xikaspeedika dijo...

Me encanta :) el ritmo, la composición, todo! ;)

Pura dijo...

¡Genial, Irene!

Irene P. dijo...

Muchas gracias! A ver si me voy animando a subir cosillas :)